La académica Yasna Cortés Garriga, Ingeniera Comercial de la UCN y Doctora en Economía de la Universidad de Verona, es la nueva directora del Departamento de Economía de la Facultad.

La nueva directora, comentó que asume este nuevo desafío con “mucha humildad y entregando a disposición las herramientas de gestión necesarias para las contribuir al crecimiento del departamento en sus diversas áreas de trabajo. Los nuevos desafíos que enfrentamos como equipo nos obligan a cuestionar la forma en la cual estamos haciendo las cosas, y también, nos invita a reflexionar hacia dónde reorientar nuestros esfuerzos y recursos disponibles”.

La académica comenta que “ha sido complejo compatibilizar investigación, gestión, vinculación y docencia de pre y postgrado durante esta época, más en un escenario de incertidumbre. Espero que este nuevo desafío abra nuevas aristas en mi carrera profesional, entendiendo de mejor forma el otro lado de la moneda en materias de gestión universitaria. Sin embargo, lo que más me interesa de esta nueva posición es entregar los mejores aportes para cimentar una mejor comunidad universitaria, más equitativa, más inclusiva, y con perspectiva de género”.

Uno de los principales ejes mencionados por la directora se focalizan en “la construcción de un equipo de trabajo multidisciplinar es un paso relevante en esta tarea, para así influir en algunos ámbitos a los cuales nuestro departamento no ha prestado la atención suficiente, como lo son el diseño de políticas públicas y propiciar las bases para un desarrollo económico local equitativo y sustentable”.

Por otra parte, recalcó el trabajo que el Departamento de Economía ha realizado y que desea seguir fortaleciendo. “Nuestro departamento continuamente ha realizado esfuerzos notables para contribuir en áreas como la investigación, vinculación con el medio y sobretodo en docencia de pregrado y postgrado. En particular, en este último tiempo, nuestro equipo ha realizado un esfuerzo encomiable para adaptar las estrategias docentes a este nuevo escenario sin sacrificar la calidad de las clases. Lamentablemente, nuestros esfuerzos no siempre han tenido una buena difusión, por lo que hay un alto desconocimiento acerca de lo que hacemos y cómo buscamos contribuir al desarrollo económico de la región. Uno de nuestros desafíos es romper con esta barrera y buscar el posicionamiento de nuestro departamento en la comunidad local, sobre todo cuando estamos próximos a construir una nueva constitución, y en la práctica, decidir en qué país queremos vivir”.

La académica se refirió a la situación política y económica que enfrentamos como país y particularmente como región, “Estamos en un momento clave en nuestro país y región: construiremos una nueva constitución y elegiremos a un/a gobernador/a regional, un paso clave para la descentralización que hemos reclamado por mucho tiempo en nuestra región. Nuestro departamento debe ser partícipe y protagonista en ambas discusiones, ya que traerán importantes cambios en nuestra calidad de vida. Nuestro compromiso es entregar nuestros conocimientos para ayudar a la comunidad a tomar una buena decisión”.

Destacando que, “nuestro departamento es clave, porque tiene los recursos para realizar importantes contribuciones los cuales provienen principalmente de la investigación que realizamos. Esto también nos obliga a seguir fortaleciendo nuestras líneas de investigación, las cuales se vinculan directamente con nuestros programas de postgrado, y que son claves para nuestra facultad. También, seguiremos mejorando nuestra docencia de pregrado, implementando nuevas estrategias que permitan un proceso de aprendizaje más llevadero para nuestros estudiantes, sobretodo en esta época de alta incertidumbre”.

La directora comento que este año a nivel académico y que el modelo actual de enseñanza-aprendizaje sufrió ajustes durante la pandemia, indicando que “la única forma para crecer es cuestionarse. Personalmente, nunca me he considerado una buena profesora, porque de partida no estudié para ello. Sin embargo, mi experiencia de 10 años en docencia universitaria me ha enseñado a cambiar y ajustarse siempre. No solo por las circunstancias. También, porque cada vez recibimos estudiantes que tienen diversas fortalezas las cuales la academia debe explotar. Por lo mismo, nunca mis clases son iguales de un semestre a otro. Creo que eso ha sido clave para mi adaptación en este nuevo entorno”.

“Este periodo pandémico ha sacado a relucir las desigualdades que enfrentan nuestros estudiantes en aspectos clave, como lo es tener un espacio adecuado para estudiar. Por tanto, nuestras clases deben adaptarse para que ninguna/o de nuestras/os estudiantes queden fuera del proceso de aprendizaje. Esto significa romper los viejos paradigmas de una clase tradicional y hacer que nuestros estudiantes sean partícipes de su aprendizaje, dejando en sus manos el uso eficiente de su tiempo”, destacó. Para finalizar la académica mencionó su agradecimiento por la confianza depositada en el equipo que compone el Departamento de Economía. “Esto es vital para seguir avanzando en nuestro quehacer. En este periodo de incertidumbre necesitamos sacar lo mejor de cada una/o y contribuir con una sociedad más justa, inclusiva y con perspectiva de género. Esto no se puede lograr sin el compromiso de todas/os las/los integrantes de FACEA. Las/los invitamos a revisar nuestro trabajo en https://www.economiaucn.com/, y que participen activamente en las actividades en las diversas actividades realizadas por nuestros observatorios e instituto de investigación (ORDHUM, ORMI, OLAB e IDEAR)”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario