Este reconocimiento se entregó por primera vez en el X Encuentro de Investigación, organizado por la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo Tecnológico.

El premio destaca a la persona UCN que ha sido un apoyo constante para las y los estudiantes emprendedores, tanto
desde la respectiva académica y también como soporte moral. El Mentor de Emprendimiento UCN ha sido un referente de consulta en temas formales e informales de emprendimiento; los motiva a ser mejores personas y a no desanimar, comparte sus conocimientos y experiencias y está siempre disponible.

La académica Gianni Romaní Chocce recibió este importante reconocimiento en manos del Coordinador General Laboratorio de Emprendimiento USQAI, Señor Abraham Palma.

¿Cuan importante es para Ud. el reconocimiento como mentora de emprendimiento UCN?
Este reconocimiento ha sido una sorpresa muy grata para mí y lo recibo con mucha alegría. Este es el resultado del esfuerzo de todo un equipo que venimos trabajando en el tema de emprendimiento desde la creación de Centro de Emprendimiento y de la Pyme en el año 2007. En el CEMP hacemos investigación, docencia y vinculación con el medio. Siendo una de sus principales líneas de investigación el Emprendimiento y su financiamiento. En esta línea empezamos a monitorear la actividad emprendedora en la región a través del proyecto Global Entrepreneurship Monitor GEM Región de Antofagasta y cada año entregamos a la comunidad regional y a los principales actores del ecosistema el informe con los principales resultados.

El próximo miércoles estaremos lanzando el decimocuarto informe sobre la actividad emprendedora en la región. Así como el GEM también estamos a cargo del proyecto de investigación sobre intención emprendedora de los estudiantes universitarios, GUESSS Chile, y nos embarcamos en esta aventura el año 2016 y desde ese entonces estamos realizando ese estudio a nivel país, vinculándonos con más de 20 universidades y más de 10.000 estudiantes que participaron en proyecto respondiendo el cuestionario. Pero no solamente en el Centro hacemos investigación en emprendimiento, también hacemos mentorías a través de las actividades del CEMP, la docencia y la vinculación con el medio. Todas estas actividades han contribuido a que se visibilice los resultados sobre la actividad emprendedora en la región y la labor como académica ha sido clave en este proceso.

¿Cómo impacta este reconocimiento a su carrera académica y como Directora del CEMP?
Este reconocimiento es un incentivo adicional en mi carrera académica y al mismo tiempo una responsabilidad para seguir trabajando con más ahínco junto a nuestros estudiantes. Recuerdo que hace unos cinco años atrás tuve un grupo de estudiantes en el Seminario de Emprendimiento que dirijo, que quería hacer un modelo de negocios de su recién creada empresa, Ecoshower. Ellos se graduaron desarrollando su primer modelo de negocio y uno sus miembros, Gustavo Pallauta el líder del grupo, continuo con el proyecto después de recibir su título de Ingeniero Comercial. El proyecto fue mejorando cada día, cambiaron “n” veces su modelo de negocio, el equipo se transformó y recientemente acaban de levantar capital de riesgo junto a un fondo de inversión. Y así como Gustavo, también está Felipe Sanhueza, a quien tuve la oportunidad de conocer en el MINOR y cuándo le pregunté por qué estaba en el MINOR, me dijo: “Es que quiero hacer una empresa de realidad virtual” y así partió. Ahora al igual que Gustavo está ad portas de cerrar su primera ronda de levantamiento de capital junto a un fondo de inversión. Lo que quiero decir con estos dos ejemplos, es que el trabajo de mentoria con los estudiantes es muy gratificante porque puedes ver el crecimiento de los estudiantes y sus empresas, el hacer realidad sus sueños, desde que tienen una idea hasta el levantamiento de capital como es el caso de Gustavo y Felipe y ver ese progreso de nuestros estudiantes y que en alguna etapa de su crecimiento has aportado con un granito de arena, es una experiencia muy, pero muy gratificante. Es el mejor premio o recompensa que un académico puede recibir.

Como directora del CEMP, este premio me insta a continuar monitoreando la actividad emprendedora de la región y a seguir investigando sobre las actitudes, aspiraciones e intención emprendedora de los estudiantes universitarios. Al mismo tiempo que en todo este proceso la colaboración con USQAI es clave. Ellos están haciendo un trabajo notable de mentoría y apoyo a todos los estudiantes que tienen una idea y los lleva de la mano hasta que tengan listo su modelo de negocio.

Y la importancia que tiene este espacio de encuentro para compartir conocimientos, nuevas ideas y múltiples
desarrollos generados en la institución.
Creo que estas jornadas de investigación organizadas por la Vicerrectoría de Investigación y Transferencia Tecnológica son clave fundamentalmente para visibilizar el trabajo que están desarrollando los académicos. Y también para conocer lo que están haciendo nuestros colegas, que de otra manera, no nos enteraríamos. Así mismo, este reconocimiento en las distintas categorías es muy relevante porque nos motiva a seguir avanzando, es como una vitamina que potencia nuestro quehacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario